01 oct 2014

8010y6

Box San Sebastián, ‘marroquineros desde 1948’

La artesanía marroquinera refinada con técnicas de la alta costura constituye la esencia de Box San Sebastián. Sus bolsos, adaptados a las múltiples facetas de la mujer contemporánea mediante versátiles sistemas de asas, son el centro de un universo 100% piel que ha hecho de la calidad y la ‘denominación de origen’ su carta de presentación. Nos lo cuenta Gerardo González, segunda generación familiar.

-Manuel González y Pepi Baragaña formaban un tándem de lujo.
-Mi padre fue un magnífico artesano marroquinero y mi madre posee un exquisito gusto, al haber nacido en un taller de alta costura. La abuela Teresa trabajó en sus inicios como oficial de primera del maestro Cristóbal Balenciaga. El bagaje de mi madre, unido al tesón y saber hacer de mi padre, dio como resultado lo que hoy es Box San Sebastián.

-Sesenta y seis años después, ¿cómo ha hecho evolucionar la empresa la segunda generación familiar?
-Como casi todos los oficios artesanos, el nuestro se sigue nutriendo de herramientas y formas de trabajar que poco han variado, aunque nos adaptemos a las tendencias de la moda. Eso sí, hoy las nuevas tecnologías nos permiten hacer grabados, pintar por sublimación o cortar y perforar mediante láser, con lo que podemos desarrollar mejor nuestras ideas. Además, la segunda generación hemos construido una fuerte identidad de marca.

-El nombre de la marca rinde homenaje a la calidad de curtición de piel bovina Boxcalf.
-Efectivamente. Era el año 1965, nuestros padres tenían que abrir su primera tienda y el nombre era muy sonoro, corto y fácil de recordar. Siempre hemos dado prioridad a las pieles de vacuno y especialmente de ternera que tanto se curtían y se curten en España; la del norte de España es de las más codiciadas del mercado internacional. Otra de nuestras especialidades es la piel de búfalo de agua procedente de las mejores ganaderías de Asia, curtida y embellecida con una pátina hecha a mano por nuestro curtidor. También conocemos los secretos de las pieles exóticas de cocodrilo, avestruz o serpiente, que reservamos para piezas emblemáticas y de edición limitada.

-San Sebastián es clave en la identidad de la marca…
-San Sebastián es la ciudad donde nació nuestra familia y donde continuamos viviendo. Ese fuerte vínculo es lo que nos ha llevado a tener un tirador metálico inspirado en los bloques de piedra de sillería con los que están construidos los edificios del centro histórico; y el color de nuestro forro de jacquard refleja el tono de la arena de nuestras playas. También diseñamos un panel de cuero para los bolsos, grabando y perforando una secuencia de la barandilla de la playa de la Concha. Y hemos diseñado un abanico rectangular recreando el logotipo que nuestra ciudad presentó para su candidatura a “Capital Europea de la Cultura 2016”, junto a una inédita funda de piel con forma trapezoide.

-¿Qué otros aspectos diferencian las creaciones de Box San Sebastián?
-Priorizamos ante todo la funcionalidad. Las raíces guarnicioneras y los cosidos a mano son también detalles diferenciadores. En los bolsos destacan los diferentes sistemas que desarrollamos en las asas.

-¿Cómo y dónde se producen las colecciones?
-Todos nuestros diseños los hacemos en nuestras instalaciones de San Sebastián, donde además contamos con un taller-laboratorio destinado a la realización de los prototipos, la investigación de nuevos materiales y los bolsos de pequeñas series, de edición limitada y a la carta. Talleres artesanales colaboradores realizan la producción.

-¿Cuáles son los grandes iconos de la marca?
-Nuestro bolso más conocido es el modelo “8010Y6”. Su nombre viene dado por el año, 80, y mes, 10, fecha desde la cual está en colección, y por el número de pasadores que tiene para cambiar el tamaño y el aspecto del bolso, que son 6. Hemos realizado varios ‘restyling’ desde entonces. De esa época es también el bolso “Paracaídas”, al que tengo un especial cariño porque es la primera idea que desarrollé mientras observaba un ejercicio de paracaidismo en el servicio militar. De nuestras últimas creaciones me quedo con dos bolsos pequeños: el modelo “TT”, con compartimento con billetero secreto y un versátil sistema de asa-bandolera que permite trasportarlo de cinco formas; y el “Bolsito Joya”, nuestra respuesta ‘soft’ a los clutches metálicos.

-¿Cuál es el perfil de su cliente?
-Mujeres de entre 35 y 75 años. Aunque observamos que las generaciones más jóvenes utilizan muchos de nuestros iconos, que “rescatan” de los armarios de sus madres y abuelas.

-El universo de la marca contempla incluso un perfume…
-En nuestra tienda de la calle San Martín de San Sebastián se concentran los diferentes aromas de nuestras pieles y desde siempre los clientes comentaban “¡qué bien huele a piel!”. En 2007 lanzamos nuestro propio perfume, “Esencia de piel”. El frasco va revestido de una funda que se convierte en un tarjetero de escritorio.

-Acaban de rediseñar la web y relanzar la tienda online. ¿Qué expectativas de crecimiento tienen en este canal?
-Somos moderadamente optimistas. Pero sin duda es un servicio que aprecian muchos clientes que se han movido geográficamente y, sobre todo, mucho turismo que nos ha visitado en San Sebastián.

-Cuentan con dos tiendas en San Sebastián. ¿Cómo son esos espacios?
-Nuestra tienda de la calle San Martín cumplirá el próximo enero 50 años y es todo un referente. Allí concentramos nuestra oferta de bolsos y marroquinería para mujer y hombre, y nuestra división de artículos para la oficina y el hogar, así como la sección de trabajo con todo tipo de porta documentos, fundas para ordenadores y tabletas, y nuestra colección de viaje. Además tenemos allí el laboratorio-taller.
En nuestra boutique de la calle Peñaflorida también ofrecemos abrigos y chaquetas, una colección de brazaletes y pulseras en pieles exóticas, y todo nuestro conocimiento para abordar ideas para arquitectos, desde esculturas con cuero hasta personalizar y diseñar libros e incluso forrar espacios diversos de paneles de piel.

-En 2013 se introducían en Japón. ¿Por qué iniciaron allí su internacionalización?
-Escogimos Japón por la admiración que producen nuestro producto, trayectoria e historia en los turistas que nos visitan. Valoran además nuestra elaboración 100% “made in spain”, y es que nuestra manufactura y marca-país está ganando posiciones respecto a la italiana.
Por el momento nos estamos concentrando en consolidar nuestra presencia en Japón.

Box San Sebastián al detalle:
Sede: Calle San Martín, 12. San Sebastián (País Vasco).
Tasa de exportación: 9%.
Principal mercado internacional: Japón.
Ferias a las que acude: Mode in France Tokyo, en Japón.
Web: https://boxsansebastian.com

Fuente: Fashion from Spain