21 sep 2018

abanico-mujer-box-san-sebastian

Era el año 2005 y como cada mes de septiembre, nuestra ciudad se llenaba de actrices, actores, directores, productores, guionistas, público cinéfilo, … Aquel año, Anjelica Huston presidía el jurado del Festival que otorga los premios más relevantes del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Fue durante la rueda de prensa cuando Anjelica Huston conoció el Abanico Deluxe de Box San Sebastián. Había sido un verano caluroso y el sol todavía se hacía notar. Su llegada ante los flashes de los periodistas y la abarrotada sala, propiciaron que otra mujer de parecida edad a la de la actriz se ofreciera a prestarle su abanico para reducir la sensación de calor que apretaba en la sala.

abanico-rojo-funda-piel-box-san-sebastian-2

Al terminar la presentación y agradecida con el cómplice gesto, la actriz quiso devolver el abanico a su dueña, pero ésta se negó a recibirlo de vuelta y le pidió que lo aceptara como un regalo de una admiradora. Así fue cómo Anjelica Huston descubrió que ese abanico que le hizo la rueda de prensa más llevadera era creación de una marca marroquinera de la ciudad.

abanico-rojo-funda-piel-box-san-sebastian

La mañana siguiente, la estrella de Hollywood se presentó en una de nuestras tiendas y demostrando sus dotes de actriz, extrajo de su bolso el abanico que desenfundó con gran habilidad, seguramente parodiándose a sí misma, para terminar abanicándose ante la cómplice mirada de sus creadores. Tras una breve conversación, sacó una lista de amigas de Los Ángeles para las que eligió cuidadosamente entre los diferentes colores existentes. Su asistente acudió aquella tarde para recoger y completar la lista de su regalo.

¿No os parece que esta historia podría ser el comienzo de una bonita película? Abanico Deluxe, un abanico… ¡de cine! Será que hoy empieza el Zinemaldi 😉